¿Por qué el fútbol femenino es superior al masculino en EE.UU.?

futbol femenino mejor que el futbol masculino en estados unidos

El fútbol femenino es una de las disciplinas deportivas que más está creciendo en el mundo, muchas potencias mundiales del fútbol masculino como Brasil, Alemania o Italia también apuestan en el futuro de sus selecciones femeninas, sin embargo, no llegan a pasar en éxitos y trofeos.

Un país que rompe estas reglas es sin duda alguna Estados Unidos, ya que su selección de fútbol femenina es mucha más exitosa y reconocida que su selección masculina. Aquí hay cinco razones por las cuales pasa esto:

Título IX

El fallo histórico de 1972, que prohibió la discriminación basada en el sexo en cualquier programa educativo o actividad que reciba asistencia financiera federal, brindó oportunidades sin precedentes a las atletas en los EE. UU.

Los programas atléticos universitarios tienen que asignar una cantidad igual de becas entre deportes femeninos y masculinos, y tener programas de fútbol femenino con listas grandes ayuda a equilibrar la desigualdad que se puede crear con la cantidad de becas de fútbol otorgadas a hombres.

También se ha asegurado de que haya igualdad de oportunidades en la escuela secundaria y el nivel juvenil. 

Ignorancia de otros países

Alemania prohibió el fútbol femenino de 1955 a 1970. Inglaterra lo hizo de 1921 a 1971, mientras que Brasil también prohibió el fútbol femenino de 1941 a 1981.

Todos afirmaron que el fútbol no era un deporte de mujeres, e incluso cuando se levantaron esas prohibiciones, la financiación de los programas nacionales de mujeres en esos y otros países fue limitada.

Para ser justos, eso está empezando a cambiar a lo grande.

Los países de todo el mundo que tratan el fútbol masculino como si fuera una religión están empezando a ver el valor de tener un gran programa femenino. Francia, Inglaterra y los Países Bajos tuvieron índices de audiencia televisivos récord y una cantidad de cobertura sin precedentes para sus partidos contra EE. UU. en la Copa del Mundo, y se espera que la financiación y la atención aumenten en el futuro. 

El fútbol universitario como método de desarrollo

En los EE. UU., la forma principal de desarrollar jugadoras y jugadores de fútbol es hacer que pasen por programas juveniles y de escuela secundaria, luego lleguen a jugar en la universidad antes de pasar a una carrera profesional y al equipo nacional, si esos deportistas son lo suficientemente buenos.

Eso ha funcionado mejor para las mujeres que para los hombres a nivel mundial, principalmente porque el modelo en Europa es muy diferente.

Los clubes de fútbol profesional más destacados de Europa identifican a los jugadores desde que son adolescentes, los incorporan a su organización y comienzan el proceso de desarrollo durante años.

Así lo ha hecho Europa durante años con los jugadores masculinos, pero no ha sido así como tradicionalmente con las mujeres, principalmente por falta de financiación y por no haber tanto interés.

Esto está cambiando rápidamente y el interés en el fútbol femenino se está disparando en toda Europa, lo que podría alterar rápidamente el equilibrio de poder.

Éxito anterior para inspirar

El hecho de que las mujeres de EE. UU. ganaran la Copa del Mundo de 1999 fue un momento decisivo para el atletismo femenino en el país. El equipo no solo apareció en la portada de las revistas deportivas después del triunfo, sino también en las revistas de noticias Time y Newsweek.

Ganar las últimas dos Copas del Mundo solamente se sumó a esa tradición e inspiró a más atletas más jóvenes, tanto mujeres como hombres, a ingresar al deporte.

El equipo masculino no se ha acercado a tener un momento icónico como el femenino. 

El fútbol es una mejor opción atlética para las mujeres

En última instancia, incluso con todos los demás factores, esta es la principal ventaja que tiene EE. UU. en lo que respecta al fútbol femenino.

Los aspirantes a atletas masculinos pueden soñar con hacerse ricos jugando fútbol americano, ​​baloncesto, béisbol, hockey, golf o siendo piloto de carreras.

El fútbol parece estar muy por debajo de la lista de atletas masculinos en los EE. UU., pero ese no es el caso de las atletas femeninas.

Además del baloncesto y el voleibol, el fútbol es el deporte más popular entre las niñas, y EE. UU. tiene 1,7 millones de jugadoras registradas durante el recuento mundial de la FIFA en 2006 (la federación estadounidense no ofrece desgloses por género de sus jugadoras registradas).

A diferencia del baloncesto y el voleibol, hay más oportunidades de competir y ganarse la vida jugando al fútbol en suelo estadounidense, ya sea para la selección nacional o la Liga Nacional Femenina de Fútbol. 

Ir arriba